sábado, 1 de octubre de 2011

PIMIENTOS RELLENOS DE CARNE PICADA

Esta mañana, cuando me he levantado, he pensado ¿hoy que hago de comer?
Y me he acordado, hace un montón de tiempo que no hago pimientos rellenos, ¡con lo ricos que están!
Así que me he puesto manos a la obra.

Recordando la receta que me dio mi madre, necesito:
- 500 gramos de carne picada
- Un bote de tomate frito
- 2 latas de pimientos del piquillo (en cada lata suelen venir unos 8 o 9 pimientos)
- 2 cebollas
- Leche, harina, un huevo, sal, pimienta y aceite de oliva.
 

Esta vez los voy a rellenar de carne picada, pero los pimientos también se pueden rellenar con bacalao, con arroz...

Pasos a seguir:
LOS PIMIENTOS
1. Abro las latas de pimientos, escurro el líquido y los deposito con cuidado en un plato
2. Espolvoreo los pimientos con un poco de azúcar para quitar la acidez.

EL RELLENO
1. Pico la cebolla muy pequeña en una tabla y lo pongo en una sartén con aceite a pochar. Reservo un poco de la cebolla, antes de añadir la carne, para posteriormente hacer la salsa.
2. Añado la carne picada, un poco de sal y pimienta y lo muevo de vez en cuando, hasta que la carne cambie de color.
3. Echo en la sartén unas cucharadas de tomate frito y mezclo todo bien.
4. Añado una cucharada sopera de harina y según voy removiendo, voy vertiendo poco a poco leche templada.
5. Cuando ya se ha evaporado la leche lo dejo reposar.

EL MONTAJE
1. Comienzo a rellenar cada pimiento con la masa de carne, ayudándome de una cuchara. Reservo 3 pimientos para la salsa.
2. Rebozo cada pimiento, primero en un plato de harina y posteriormente en huevo, y los frío en la sartén

LA SALSA
1. Pico los pimientos del piquillo que he reservado y en una sartén, lo junto con la cebolla ya pochada que también había reservado.
2. Añado harina y poco a poco leche templada. Una pizca de sal y pimienta no están de más.
3. Cuando ya se ha mezclado todo bien, bato la salsa en la batidora.

PRESENTACIÓN
1. Si dispones de una cazuela de barro, coloca los pimientos en la cazuela y vierte la salsa por encima. Puedes espolvorear perejil




Como te he dicho al principio: ¡Riquísimos!
Por cierto, ¿cuándo me invitas tú a cenar?


2 comentarios:

  1. Con pescado muy bueno también. Una posibilidad es con bacalao y gambas...

    ResponderEliminar